Friday 18th August 2017,
Turismo En Veracruz

Invita IVEC a ¡Vente pal Fandango! con la familia Campechano

El Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) continúa con su programa ¡Vente pal Fandango!, espacio de música y aprendizaje que en esta ocasión reúne a la familia Campechano, destacados exponentes que estarán en la tarima el viernes 30 de mayo a las 18:00 horas, en el ex Convento Betlehemita con entrada libre.

Los fandangos son la fiesta que le da vida al son jarocho, y que ahora son un buen pretexto para desarrollar diversos temas alrededor de la cultura de este género musical, proyecto coordinado por el programa Alas y Raíces de la subdirección de Educación e Investigación Artística del IVEC.

Tópicos que van desde la importancia de la música en la integración de la sociedad, el fandango en las comunidades, los instrumentos y su incorporación, la memoria que guardan los sones, las reglas no escritas para subirse a la tarima, entre otros.

La familia Campechano es originaria de Santiago Tuxtla, surge en marzo de 2000 para el festival de Cumbre Tajín que sería su primera presentación profesional. Los integrantes del grupo prácticamente nacieron tocando, bailando y cantando, ya que su escuela fue la casa y la tradición de fandango de esta región.

Al sonido de las cuerdas de la jarana, los Campechano se presentan como una ventana a la revitalización del son jarocho en Santiago Tuxtla; constituido como un grupo sonero que ha hecho de las tradiciones un estilo de vida transmitido de generación en generación.

La familia Campechano Yan está encabezada por Pablo Campechano Gorgonio, destacado ejecutante de la guitarra de son, cantador, bailador y maestro de muchas generaciones de niños en las artes de la interpretación del son jarocho, además de reconocido constructor de instrumentos tradicionales.

Este destacado sonero decidió incluir a todos los miembros de su familia en una agrupación y fue así como surgieron Los Campechano; tanto él como su esposa María Antonia son portadores de una tradición musical que heredaron de sus respectivas familias que comenzaron a ejercer siendo aún niños.

Ahora como muchas otras familias y clanes a lo largo de todo el Sotavento veracruzano la comparten con sus cinco hijos Juan Manuel, Lorena, Paola Antonia, Mariana y Lizbeth, manteniendo viva esta tradición centenaria.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

A %d blogueros les gusta esto: