Saturday 07th December 2019,
Turismo En Veracruz

El Faro “Benito Juárez”

Imagénes Cortesía XEU / Texto Ricardo Cañas / Imagen de Portada Archivo

HISTORIA DE LOS FAROS EN EL MUNDO
Desde los inicios de la era de la navegación, los marineros para no perderse y llegar con bien confiaban en puntos   fijos costeros observables desde el mar, como por ejemplo montañas -cerca de la tierra-, también en la posición de el sol, la luna y las   estrellas en el trayecto en el que surcaban en alta mar.
Justamente uno de   estos puntos fijos fue el primer faro de la historia, “El Faro de Alejandría” edificado sobre una isla   que estaba muy cerca de la entrada de este antiguo puerto egipcio; la isla se llamaba “Pharos” (de la cual toma su nombre), este faro fue construido entre los años 287 y 245 antes de Cristo, con una altura aproximada de 150 metros sobre el nivel del mar, consistía en una gigantesca y complicada torre en cuya parte superior se colocó una enorme hoguera, que encendida por las noches marcaba la posición de la ciudad a los navegantes, y en el día un gigantesco espejo reflejaba la luz del sol, ya que la costa en la zona del delta del Nilo es muy plana y se carecía de cualquier referencia visual para la navegación marítima. Fue diseñado y edificado por el arquitecto Alva-eratus en un   encargo especial del faraón Ptolomeo II. Este antiguo faro fue severamente dañado por un terremoto en 1323 y finalmente destruido en 1480 que sus restos   fueron utilizados para la construcción de una fortaleza.
Los primitivos sistemas de iluminación de los antiguos faros consistían en simples braceros u hogueras enormes,   cuyas flamas se podían apreciar desde muy lejos en la noche, y en el día el humo de la misma o espejos para reflejar los rayos solares; años más tarde   fue cambiada la madera por aceite de ballena o petróleo para la incandescencia. Tres sistemas se utilizaron para aumentar la luminosidad de los mismos: La primera fue el sistema catóptrico, que reflectaba la luz de la lámpara de aceite mediante un simple espejo parabólico, incrementando mucho la visibilidad. La segunda consistía en un sistema dióptrico, que concentraba los rayos luminosos refractándolos a través de una gruesa lente obteniendo mejores resultados. Finalmente, en 1827 se instaló una estructura compuesta catadióptrica (una combinación entre los sistemas catóptrico y dióptrico), aumentando mucho el alcance de su visibilidad.
EL PRIMER FARO EN VERACRUZ: SAN JUAN DE ULÚA
El primer faro que sirvió para guiar a los barcos que llegaban a Veracruz fue instalado en 1791 (otros autores dicen que en 1796) en una  torre construida sobre el Baluarte de San Pedro en   la parte Nor-poniente de la fortaleza de San Juan de Ulúa, este antiguo fanal fue construido en Londres con un costo de $100, 000 pesos y bajo los lineamientos del   astrónomo español José de Mendoza y Ríos, funcionaba a base de la quema de aceite, estaba conformado por varias lámparas con corrientes de aire y reverberos fijados en los vasos de una pirámide triangular cubierta por cristales y movido por una máquina de reloj para la luz intermitente, teniendo una altura de 27 metros sobre el mar, y podía verse hasta 8 leguas de   distancia. Este faro estuvo en funciones entre 1791 o 96 y 1872.
BUSCANDO UN SEGUNDO FARO
El faro de Ulúa para 1870 aunque funcionando quedaba un poco insuficiente debido a su baja altura y capacidad ya   que había aumentado de manera considerable el flujo de embarcaciones que llegaban a Veracruz de día y de noche; se pensó entonces en el reemplazo del mismo buscando opciones.
Desde 1860, con la aplicación de las Leyes de la Reforma los conventos   de Veracruz y de todo México habían pasado a manos del   gobierno para ser vendidos y obtener recursos económicos, con ello también habían desaparecido las órdenes eclesiásticas . En particular el antiguo convento de San Francisco -construido en 1715- había sido dividido en cuatro partes   debido a su gran tamaño, una de las partes conocida como “La Tercera Orden” fue   utilizada por el mismo Benito Juárez para la Logia Masónica a la que pertenecía hasta el día de hoy esta parte sigue en manos de los masones. La nave principal de la iglesia fue usada primero   como bodegas de la Aduana y desde el 5 de mayo de 1871 como la Biblioteca del Pueblo, los otros dos espacios fueron vendidos; los viejos claustros de los franciscanos fueron utilizados como mesón (hoy es un hotel) y la cuarta parte fue utilizada desde el 10 de enero de 1868 como baños públicos por la persona que lo compró: Don   Francisco Rocha, esto en el lado que daba hacia la hoy calle de Emparan.
UN CAMPANARIO SE TRANSFORMA EN FARO
Por otra parte, la vieja torre campanario de este ex-convento estaba en total desuso, se proyectó entonces la transformación de la misma para crear un nuevo faro,   aprovechando tanto su considerable altura, como su cercanía al mar. Todo bajo la dirección del Gral. Juan E. Foster quien tuvo esta brillante idea y llevó a cabo la construcción del mismo, la cual comenzó en febrero de 1872 y fue concluida en agosto del mismo año, fueron retiradas las campanas que había en esta torre, sus pequeños arcos fueron cerrados y convertidos en ventanales de madera cuadrados, sus molduras fueron transformadas respetando las pilastras que se encontraban en la misma, la pequeña cúpula de la parte superior fue destruida y en su lugar se instaló el nuevo faro. La estructura exterior del mismo era un polígono con cristales y cúpula metálica también, constaba de cortinillas interiores para la protección del fanal durante el día, hasta el extremo superior se podía ver un catavientos que indicaba los cuatro puntos cardinales y un pararrayos para su seguridad, toda la torre fue pintada de azul con blanco, rodeaba   al nuevo faro un barandal de madera para facilitar su manutención y limpieza de los cristales ya que como era de aceite ya estando en funciones todos los días debía subir el farero cargando el pesado material por medio de unas angostas escalerillas hasta la parte superior para colocar el combustible y encenderlo, finalmente se tenía que limpiar lo que quedara ahumado.
EL NUEVO FARO DE SAN FRANCISCO
El aviso a los navegantes decía que el 1 de octubre de 1872 entraría en funcionamiento este nuevo faro, situado frente   a la Puerta del Muelle y al lienzo de muralla que daba hacia el mar con una distancia de San Juan de Ulúa del orden de los 1045 metros:
Latitud: 19° = 11” 32””N.        Longitud: 96°= 8” 54 O”” de Greenwich
Carácter   fijo con apulsos minuto a minuto con una distancia visible de 15 millas marítimas, la altura de la torre desde su base hasta el faro era de 29. 23 mts., la altura de la luz   sobre el nivel de las mareas era de 31.16.
En las noches la rotación de la luz del faro se hacia el S. ¼ S.E. se hacía rumbo al Sur cambiándolo   hacia el S.E., para retornar a la bahía, teniendo una variación del compás de 8° 22” al E.
A pesar de que fue anunciado a toda luz que entraría en la fecha citada, esto no ocurrió, debido a que no fue surtido a   tiempo el aceite con el que funcionaría, el cual era traído desde Inglaterra, al parecer entro en funciones poco después.
Este nuevo faro, inicialmente   conocido como “Faro de San Francisco” se le comenzó a llamar tiempo después como “Faro Benito Juárez” debido a que fue construido el mismo año en que falleció el “Benemérito de las Américas”,   quien tiempo atrás justamente había otorgado la amnistía a   todas aquellas personas que colaboraron   con el gobierno imperial del derrocado Maximiliano de Habsburgo, precisamente, el Gral. Juan E. Foster siendo apenas Capitán de Navío se había pasado a las   filas imperiales en 1865.
SU DESAPARICIÓN
Finalmente el “Faro Benito Juárez” estuvo en funciones durante 38 años, de 1872 hasta 1910, que con las obras del Porfiriato comenzó a operar el primer y muy potente fanal eléctrico de la Dirección General de Faros (hoy  faro Carranza). Poco tiempo después   el viejo faro Juárez fue desarmado y sustituido por una pequeña cúpula de mampostería sobre la torre, se desconoce cuál fue el destino que tuvo la estructura del fanal.
Cabe destacar que durante la invasión norteamericana de 1914 algunos civiles voluntarios defensores de nuestra patria, subieron a la torre del ya en ese momento desaparecido “Faro Benito Juárez” donde emprendieron   el heroico tiroteo contra el enemigo invasor, muriendo ya que   esta torre   fue cañoneada y dañada por el buque norteamericano “Chester”.
Sólo como una mera propuesta, ojalá y algún día las autoridades pudieran reconstruir sólo la parte exterior de lo que alguna vez fue el faro, con la finalidad de preservar nuestro patrimonio histórico y que las nuevas generaciones puedan apreciarlo y tener una idea de cómo era, ya que en la actualidad aunque hay un letrero en la base que dice “Faro Benito Juárez 1872” no se tiene ni la mínima idea de cómo pudo haber sido. Para ello y beneplácito de nuestros seguidores, exhibimos aquí unas bonitas fotografías antiguas de lo que fue el “Faro Benito Juárez”.
EL FARO DE SAN JUAN DE ULÚA c.a. 1870
 
EL CAMPANARIO DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO ANTES DE SU TRANSFORMACIÓN   c.a. 1860
 
EL FARO BENITO JUÁREZ EN SU EPOCA DE SERVICIO   c.a. 1897
Viaja y Vive Veracruz … http://www.aventuraextrema.com.mx

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

A %d blogueros les gusta esto: