Tuesday 27th October 2020,
Turismo En Veracruz

Se consolida Festival Niñas y Niños por la Naturaleza y el Arte como importante evento anual entre población infantil

Centenares de niños de diversas escuelas primarias y preescolar de Xalapa y zonas aledañas pasaron días de intensa actividad y diversión entre juegos, obras de teatro, música, lecciones de zapateado, animación a la lectura, animación clown y mucho más en el 4° Festival de Niñas y Niños por la Naturaleza y el Arte organizado por el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), en el cual, por espacio de un mes se dieron cita actores, talleristas, músicos, escritores e ilustradores, entre otros.

Barras de plastilina se convirtieron en coloridas esculturas, lonas de gran formato se volvieron murales con pinceladas de pies, grupos de niños corrieron desperdigados por el jardín y volvieron a su formación inicial bajo la divertida guía de los actores de Pulpo Clown, actividad con la que arrancaron las últimas mañanas del festival.

Pulpo Clown es una compañía que se ha dedicado al espectáculo escénico y que recientemente ha incursionado en la animación infantil, resultando un “binomio que se conjuga muy bien”, comentó el actor Federico García, miembro de la compañía en entrevista.

“Antes era el show hacia ellos y ahora es meterlos, es una experiencia más rica porque encuentras más cosas cada vez; cada niño y cada grupo tiene un impulso diferente, así como las reacciones de los padres, lo cual es también motor para el clown. Una de la conclusiones es que el niño es el clown más puro que puede existir: se asombra, se divierte, no tiene poses; sólo está fluyendo”, reiteró.

Por otra parte, comentó que a través de los talleres se le mostró al niño que hacer el ridículo no es malo, sino un tabú que tiene la sociedad, y resulta al final de cuentas una magnifica retroalimentación.

Con argumento de Tania Hernández y bajo su dirección, la obra de teatro Sueños para volar se presentó con éxito en el festival. Una puesta en escena que muestra un conde salido de un cuadro, pintado ni más ni menos que por Leonardo da Vinci y quien comienza una relación con quien se encarga de limpiar la casa; de este modo, juntos inician una aventura que cuenta anécdotas de la infancia del pintor, entre ellas su genio inventor y su estudio sobre la dinámica de vuelo.

Todo lo anterior a través de la historia de un pájaro, que le ha servido de modelo a Leonardo y que no puede volar. Títeres tradicionales, personajes construidos con artefactos de cocina, y actores en un escenario al nivel de los pequeños asistentes, quienes sentados en el tapete de colores del salón de usos múltiples del Jardín de las Esculturas de Xalapa, estuvieron atentos durante el espectáculo.

A un año y medio de estrenarse Sueños para volar, la Compañía de teatro Febrero 10 se vinculó con el IVEC, luego de que el Instituto conociera su trabajo, según Fernando Soto, actor integrante de la compañía. En esta ocasión, se percibió “una buena comunicación, empatía y conexión con la historia y personajes por parte de los niños”, dijo. Esta obra cuenta con múltiples presentaciones en varios festivales y foros, incluido el propio: El Telón, Sala de Artes fundado en 2010, ubicado en el centro de Xalapa.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

A %d blogueros les gusta esto: