Wednesday 23rd September 2020,
Turismo En Veracruz

Presentan libro La vida verdadera de Juan Vicente Melo

Con el apoyo del programa de Estímulos a la Creación y el Desarrollo Artístico de Veracruz que otorga el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), el escritor Juan Javier Mora-Rivera presentó su libro La vida verdadera de Juan Vicente Melo, una antología de ensayos literarios que muestran una de las facetas menos conocidas de la obra de Melo: su trabajo como ensayista, no menos valioso que su quehacer como narrador y crítico musical.

El libro compila cinco ensayos y siete críticas literarias, escritas entre 1960 y 1988 en distintos suplementos culturales y revistas, entre los que destacan Revista de la Universidad de México, Cuadernos del Viento, La Cultura en México y Revista de Bellas Artes, donde Juan Vicente Melo dedica su atención a obras que considera esenciales como Cumbres borrascosas, a autores de su generación como Salvador Elizondo o bien, a los jóvenes autores con una escritura novedosa y promisoria, como Luis Arturo Ramos o Francisco Hernández.

Acompañado por Rafael Antúnez, Luis Arturo Ramos, Nina Crangle y Beatriz Melo Ripoll, hermana del escritor veracruzano, ante un lleno en el auditorio del Centro Veracruzano de las Artes (Cevart), Juan Javier Mora-Rivera agradeció el apoyo de las becas Jóvenes Creadores (1996) e Investigación Artística (2005), del Programa de Estímulos a la Creación y el Desarrollo Artístico de Veracruz del IVEC, para realizar la compilación.

“La vida verdadera es una investigación que me ha ocupado varios años con diversos y variados resultados; recuperar la obra ensayística de un escritor fundamental de la Literatura Mexicana del Siglo XX, obviado por parte de la crítica académica y literaria al sólo suponerlo e imaginarlo como un narrador y un crítico musical”.

Expresó que el retrato completo de la obra de Juan Vicente Melo resultaría inexacto sin sus ensayos y críticas literarias; su proyecto literario incluía el ejercicio del ensayo donde fuera manifiesta y fundamental, una visión crítica, un deseo de rigor, una voluntad de claridad, una necesaria revisión de valores “que nos han permitido una firme actitud ante la literatura, las otras artes y los demás autores”.

Agrega que cada uno de los escritores que integran la Generación de Medio Siglo, donde se ubica a Juan Vicente Melo, ha alcanzado responsabilidad y compromiso con el arte, y no es raro que todos incluyendo poetas, novelistas, ensayistas, campistas, se preocupen por la crítica de una manera que, desde hace algunos años, no existía en México.

A pesar de esta firme voluntad manifiesta en su libro de 1966, dijo que las razones por las cuales Melo no reunió estos escritos no resultan claros ahora sin su presencia, y aventurar una explicación supone implicar, en parte, la defenestración que hiciera de él Gastón García Cantú al despedirlo de La Casa del Lago por su reprobable conducta.

“No referiré el caso completo aquí por ser una noche festiva en honor a Melo. Una prueba más de que el ensayo formaba parte de sus planes de escritura está significada en De música y músicos, un divertimento literario lúdico y lleno de conexiones que sólo él entendía a cabalidad, del cual sólo existe una edición hasta ahora y que seguramente sería celebrado por muchos lectores, pues no desmerece frente a títulos de Sergio Pitol, Salvador Elizondo o José Emilio Pacheco”.

Mora-Rivera señala que sus ensayos, descritos por él en entrevistas o confesiones, hubieran permanecido dispersos hasta ahora, lejos de la intención de él de verlos reunidos como libro, acaso porque eso implicaría enfrentarse a esos fantasmas del pasado, como bien han contado en muchos lugares Rafael Antúnez, Luis Arturo Ramos, Villar, Colina o sus hermanas Beatriz y María Luisa.

“Juan Vicente Melo creía que el problema de las instituciones culturales de provincia era la manera en cómo se les percibía y juzgaba, pues en lugar de confrontar la crítica y los señalamientos sobre su labor, preferían ser vistas y juzgadas con benevolencia, animadas con sonrisa confiada y amable, perdonando sus fallas empleando con palabras suaves. Con ello, sostenía Melo, la centralización cultural que sufre el país se afirma y sólo ganan aquellas personas que no buscan el beneficio de los demás, sino la proyección personal y de sus intereses de grupo, tal como sucede en la política”.

Mora-Rivera añade que esa observación de Melo podría bien aplicarse no sólo a las instituciones culturales sino al resto de los servidores públicos de todos los órdenes de gobierno con quienes se convive todos los días.

Con el libro La vida verdadera de Juan Vicente Melo, editado por Rebeca Piña y Rafael Antúnez del Instituto Literario de Veracruz, con el apoyo de la familia Melo Ripoll y Lorena Quiroga Melo, refiere que es posible completar el rostro literario de Juan Vicente, descubriéndolo a Melo como el importante ensayista que siempre fue, y sin este gran esfuerzo privado del Instituto Literario de Veracruz, Melo seguiría en el olvido, del cual sólo es rescatado por las instituciones culturales cuando desean utilizar su nombre y su obra en sus proyectos de ocasión.

“El ejemplo que Melo ha dejado a quienes les conocieron y admiramos será difícil de superar, sin duda. Queda en nosotros leerlo nuevamente, reconocerlo, imaginar, llevados por su prosa deslumbrante y sus inteligentes lecturas, lo que para él significa inventar lo no dicho, inventar la realidad, la vida verdadera”, reiteró.

Presente en el auditorio del Cevart, el director del IVEC, Rodolfo Mendoza Rosendo, propuso la celebración de un taller sobre la vida y obra de Juan Vicente Melo, por parte de Ivonne Moreno y Rafael Antúnez. El libro puede adquirirse en librerías de Xalapa, en Educal y a través de la tienda virtual del Instituto Literario de Veracruz: https://www.kichink.com/stores/editorial-instituto-literario-de-veracruz-s-c.

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response

A %d blogueros les gusta esto: